Mary Renault: Alexias de Atenas o El último vino

La última novela histórica que me he leído ha sido Alexias de Atenas de Mary Renault, en la edición de 1992, reeditada en 2003. No obstante, la edición es la misma que se editón en 1984, traducida por Elena Rius con el título de El último vino, más acorde con el título original, The last of the wine, editada en 1965.
La editorial nos ofrece esta sinopsis: "El momento de máximo esplendor de Atenas, el siglo de Pericles, empieza a desvancerse, y Alexias, prototipo del joven ateniense de su tiempo, se convierte en testigo de unos acotencimientos que desemobarán en la guerra del Peloponeso. Con un estilo ágil y elegante, huyendo de la retórica ampulosa, Mary Renault nos ofrece en esta novela una amplia panorámica de los orígenes y las causas de la decadencia de la civilizacion helénica (un proceso en el que personajes como Sócrates, Jenofonte, Alcibíades o Platón también desempeñaron un importante papel) y al mismo tiempo una soberbia recreación de la vidad cotidiana en la Grecia del siglo V a. C. Un emotivo canto a la amistad y el amor entre jóvenes guerreros, agridulce como el último vino que se comparte antes de entrar en combate".
Como reproche a la editorial, aparte del penoso tratamiento de los nombres griegos con una transcripción equivocada y libre, salvo en los personajes principales, hay que decir que la sinopsis tiene algunos errores: no se presentan los acontecimientos que desembocan en la guerra del Peloponeso (431 a. C.), sino que ésta está ya comenzada desde el principio de la novela y se muestran acontecimientos que explican momentos de dicha guerra, sobre todo a partir del año 415; también es exagerado que la novela muestra los orígenes y causas de las decadencia de la cultura helénica, pues en todo caso lo sería de Atenas y no de todo el mundo griego y pasaría por alto el legado de Alejandro Magno, salvo que ya lo considere dentro de la decadencia y causa de la misma.
Dicho esto, probablemente sea una de las mejores novelas históricas sobre la Antigüedad que conozco y sobre todo de las dedicada al mundo griego antiguo por muy diversas razones.
En primer lugar por el conocimiento de las fuentes clásicas, de la historia, de la sociedad y del período en el que se enmarca la acción: Tucídides, Platón, Jenofonte, Diógenes Laercio y otros autores clásicos se filtran en los hechos de la novela; el retrato de los personajes no sólo es acorde con el momento que vivieron, sino que además refleja perfectamente el ambiente histórico, cultural, social, político y familiar de la época.
En segundo lugar, es un acierto la combinación e interacción entre los personajes ficticios (Alexias, Lisias y sus familias) con los históricos (Sócrates, Jenofonte, Alcibíades, Terámenes, Critias, Anito, etc.).
La descripción sutil y delicada del amor homosexual está muy conseguido y permite hacerse a la idea de la custión de la homosexualidad en Grecia sin cebarse en la misma ni ahondar en cuestions escatológicas, escabrosas y soeces.
La trama de los personajes principales corre acorde con la trama histórica y en todo momento conserva la tensión del dramatismo.
El estilo y el lenguaje también son atractivos.
En la novela, Alexias, un joven de buena familia ateniense con sus principios tradicionales, entregado al deporte, se verá atraído intelectualmente por el círculo de Sócrates, formado por personajes como Fedón, Cármides, Jenofonte, Eutidemo, etc.) y se enamorará de otro pupilo socrático, Lisias, con el cual compartirá amor, guerras, deporte, vida, servicio militar como caballero, como marinero y como hoplita. Conforme va creciendo y consolidando su amor por Lisias, la situación de su ciudad irá a peor: comienza con la esperanza de la expedición a Sicilia, para pasar a las amarguras, penurias y derrotas en Sicilia, donde su padre participa y desaparece, en Samos, donde él mismo participa en la flota ateniense, en la batalla de las Arginusas, donde naufraga. También asistirá a la desintegración de la democracia en Atenas y la sucesión de poderes oligárquicos alentados por los espartanos (con Lisandro, y los reyes Agis y Pausanias a la cabeza), participando en el bando democrático contra los gobiernos de Critias, de Terámenes, el gobierno de los Treinta, participando en las tropas de File, etc.
En un cuadro histórico perfectamente dibujado se produce una acción de unos jóvenes de fuertes convicciones políticas democráticas entregados a su amor y su amor por la patria.
Para quienes conocemos de cerca este período de la historia, la lectura del libro es como poner cara y sentimientos a los personajes que conocemos en los relatos históricos de Tucídides, Jenofonte, Platón y otros autores, contemporáneos y posteriores.
En suma, es una novela esencial para entender Grecia y Atenas en su momento de declive. Sin duda, además, puede tener un gran rendimiento pedagógico para el alumnado de secundaria y universidad para ayudar a comprender de un modo más vivido y humano lo cruel de la historia.

Sobre Mary Renault, la editorial Edhasa nos dice en la contraportada de la edición: "Mary Renault (Mary Challans, 1905-1983) es una de las helenistas y escritoras más importantes de todos los tiempos. Formada en Oxford en literatura clásica, descubrió su vocación como escritora mientras ejercía de enfermera, y ya en 1939, con su primera novela, obtuvo un importante respaldo de crítica y lectores. Acosada por el moralismo de la época que le tocó vivir, después de servir en la segunda guerra mundial como enfermera, se estableció en Ciudad del Cabo en compañía de Julie Maillard y juntas recorrieron buena parte del continente africano y casi toda Grecia. En su amplia obra, comparada a menudo con la de Marguerite Yourcenar y Robert Graves, destacan las novelas históricas El rey debe morir, La máscara de Apolo, Teseo, rey de Atenas, Alexias de Atenas, Alejandro". Para más información http://es.wikipedia.org/wiki/Mary_Renault.

0 Comments:

Post a Comment



Blogger Template by Blogcrowds